HISTORIA MINEROS

Con el descubrimiento de importantes yacimientos de oro y plata, al pie del cerro de la bufa se fundó en 1548, Zacatecas. la ciudad minera más grande del país, que conserva en su naturaleza, otra riqueza invaluable, su belleza arquitectónica.

Esta hermosa tierra de gente noble y hospitalaria, ha atestiguado una historia de sinsabores y glorias en el baloncesto profesional.

Para el año de 1987, la franquicia de “La Ola Roja del Distrito Federal, pidió ante el Circuito Mexicano de Baloncesto, CIMEBA, no tener participación, situación que Zacatecas aprovechó para adquirir al equipo a manera de préstamo, cuyo objetivo primordial era traer un espectáculo profesional durante el sexenio del gobernador Genaro Borrego Estrada.

Ese equipo, denominado “Mineros de Zacatecas”, inició la primera era del baloncesto en la entidad, con jugadores de la talla de Ronnie Antony, Antony Van, Ernesto Padilla, Heriberto Martínez, Toño Pincerato, campeón de clavadas de esa temporada, Salvador Elguero, y Adolfo Márquez, actual director del INCUFIDEZ.

El equipo rojiblanco, fue capaz no solamente de abarrotar la casa, sino de alcanzar las semifinales del certamen, frente a las Abejas de Puebla.

Un año más tarde, La Ola Roja regresó al Distrito Federal, y Zacatecas perdería la oportunidad de seguir escribiendo la historia en el deporte ráfaga profesional. Fue entonces cuando compró la franquicia de Guerreros de Querétaro, haciendose de los servicios de varios jugadores que integraban dicha plantilla, que significaba en ese momento, el respiro para la afición que vivía la incertidumbre.

Con Jorge Martínez Lugo como propietario, el equipo Mineros de Zacatecas, se convirtió en Mineros Las Cumbres para el año de 1999 bajo el mando en la dirección técnica de Arturo Guerrero, “El Mano Santa”.

En la campaña 2001-2002, José Luis “El Satanás” Arroyos, tomó la estafeta en el banquillo de la quinteta zacatecana, y al mismo tiempo sobre la duela, sacrificio que le costó su renuncia como jugador en ese proyecto, para fungir desde ahora como coach en la temporada 2002-2003.

Fue hasta este último año, cuando el proyecto tuvo una ambiciosa transformación, en la que seleccionados nacionales mexicanos eran parte, entre los que destacaron: Víctor Ávila, Enrique Zúñiga, Efrén Mercado y Oscar “El Diablo Castellanos”, este último, quien también asumió el papel de entrenador e integrante del plantel, zacatecanos como Héctor Arellano, quién jugó la campaña 99, Fabio Ruiz, que estuvo hasta 2002, y Raúl Martínez, quien tuvo la dicha de disfrutar las mieles del campeonato, fueron parte también de este grandioso equipo.

Una vez conquistado el objetivo, el propietario del club, Jorge Martínez, decidió poner fin a la era con la gloria entre sus manos. En ese momento, Mineros Las Cumbres y un nuevo proyecto se fusionaron, lo que representó el último suspiro para Mineros y el nacimiento de Barreteros de Zacatecas, quien entrega la estafeta este año a Mineros de Zacatecas.

El equipo que, a partir de ahora, será la escuadra roja. Quien hará cimbrar nuevamente las vetas de cada rincón de la entidad desde la duela.

13 años después, mineros renace al regresarle el nombre que dibujo las glorias y la esperanza de triunfo para los zacatecanos, apropiándose de un solo objetivo, el campeonato de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional.

Nuevos bríos en la guardia, mejor espectáculo de movimiento, y una delantera de poder que dejará atónito al rival con canticos del dominio minero.

Mineros de Zacatecas, #LaNuevaEra.